Labrador Retriever, Cachorros de Labrador Retriever, Venta de cachorros de Labrador Retriever, Comprar cachorro labrador retriever
 

 

LABRADOR RETRIEVER - Historia

Cien años de crianza, de evolución y de selección han permitido formar la raza canina más solicitada actualmente en el mundo.
El Labrador es originario de Terra Nova, una isla descubierta en 1494 por unos pescadores ingleses. Fue necesario esperar hasta el siglo XVII para que un hombre nativo se Saint Johns se interesase más de cerca por los perros de agua que vivían en la isla.
Varios tipos de perros (de pelo largo, de pelo lanoso, de pelo corto y tupido….) conformaban esta población de “cobradores”. Pero la base del futuro Labrador Retriever fue el perro de pelo liso y corto. La atracción de los marineros y de los hombres de negocios por este perro fue tal que, desde los años 1820/1830, se exportaron los primeros ejemplares hacia Inglaterra. El principal puerto del que salían los ancestros del futuro Labrador era el puerto de Poole. Al llegar al Reino Unido, los primeros ejemplares fueron admirados por los “Gamekeepers” por su complementariedad frente a las estrellas de los campos que eran los Setters y los Pointers.
Un  hombre marcó los comienzos del Labrador sobre suelo Británico: se trataba de Walter Francis Montagu Douglas Scott, el quinto Duque de Buccleuch.
En los preciados libros de crianza que este apasionado actualizaba permanentemente, se inscribieron los primeros perros, como fue el caso de Lord Malmesbury's Sweep (nacido en 1877) y Juno (1878). Rápidamente la notoriedad del Labrador como Retriever se extendió por varios condados.
Uno de los grandes pioneros de la selección de la raza fue sin lugar a dudas Sir Holland Hibbert, más conocido bajo el nombre de Vizconde de Knutsford, quien fundó un importante criadero a principios de 1880.
Una de sus crías, que se destacó en field-trial, fue el macho Munden Single, un Labrador negro nacido en 1900. El 7 de julio de 1903, a fuerza de mucho trabajo y tras la selección de las primera camadas de la cría, que supusieron más de medio siglo de trabajo inventariado y codificado, los aficionados obtuvieron el reconocimiento del Kennel Club, que aceptó la raza. Denominado Labrador, nuestro querido Retriever entró en el mundo de la Cinofilia Británica y figuró en la nomenclatura de las razas de los perros de caza (Sporting Group) atribuyéndosele sus propias clases de juicio.
La selección Buccleuch fue reconocida por los historiadores de la raza como el origen de los principales linajes contemporáneos.  Aunque ningún perro con este afijo destacó en las prestigiosas exposiciones caninas tales como la de Crufts y solo lo hicieron en los field-trials, el afijo está considerado como el origen de las primeras líneas  de la raza y de las primeras selecciones oficiales.

 
Cachorros de Labrador Retriever
e-mail: info@cachorrosdelabradorretriever.es